Cuando pruebas la sal de la piel,
sientes sed
el resto de tu vida.

14 palabras



16 comentarios:

  1. ¡Qué desazón y, a la vez, qué cierto!

    Saludotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Manuel, tiene un poco de las dos cosas...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es un micro que deja resaca. La piel de las personas es como el agua del mar, la querríamos retener para siempre, un beso, poeta ( y digo poeta a posta, nada de cursiladas).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, gracias por tu habitual falta de brevedad, Atticus :o) Y por el contenido también.
      Un besote.

      Eliminar
  3. Joder, Belén, qué maravilla.
    Me has dejado con sed y todo.
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón :o) Muchísimas gracias, Ana!
      Un besote.

      Eliminar
  4. Exquistamente ardiente. Muy sutil y poético. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. jajaja, gracias David! Y bienvenido :o)
      Un besote.

      Eliminar
  6. Una maravilla.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar